sábado, 13 de junio de 2015

Monasterio San Juan de los Reyes-Toledo-Castilla la Mancha-España



El Monasterio de San Juan de los Reyes fue mandado construir por los Reyes Católicos  para conmemorar la batalla de Toro en el año 1476, que zanjaba definitivamente la guerra por la sucesión al trono a favor de la princesa Isabel, hermana del rey difunto Enrique IV, frente a los partidarios de su sobrina Juana. Inicialmente su arquitectura y decoración fue dispuesta para acoger las tumbas de los monarcas, años antes de la conquista de Granada, ciudad en la serian sepultados definitivamente. Siendo muy devotos de la orden de San Francisco donaron el monasterio a los franciscanos.

La traza general de la construcción es obra del arquitecto Juan Guas, procedente de Bretaña, es uno de los mejores conjuntos del gótico hispano-flamenco.



Al exterior el perfil del edificio simula un catafalco funerario flanqueado por hachones y custodiado en la cabecera por figuras de pajes ostentando las armas del reino. De los muros exteriores penden cadenas y grillos de los cautivos cristianos liberados del reino de Granada.
La actual puerta de acceso al visitante esta coronada por un impresionante grupo escultórico de estilo hispano-flamenco con la cruz del pelícano.








La iglesia es de una sola nave y capillas laterales entre los contrafuertes, destacando la abundante decoración que adorna el crucero y la capilla mayor. En esta última, el esquema decorativo es a base de arcos conopiales y escudos de los Reyes Católicos sostenidos por águilas.













El claustro en el piso bajo se cubre por bóvedas de crucería alemana. Tiene abundante decoración de relieves con motivos vegetales, animales y representaciones humanas.

Una escalera renacentista diseñada por Covarrubias nos lleva al piso alto donde las cuatro pandas se abren con arcos mixtilíneos y se cubren con alfarjes de madera del siglo XIX.