jueves, 21 de julio de 2016

COLEGIATA DE TORO-Zamora-Castilla y León-España


La Colegiata de Santa María la Mayor de Toro es el edificio más importante y bello de la ciudad. Se empezó a construir en el siglo XII y se terminó en el siglo XIII.
Consta de dos fases de construcción bien diferenciadas. La parte primitiva, de estilo románico, se construyó siguiendo los trazados de la catedral de Zamora, con piedra caliza clara.
La segunda parte se llevó a cabo por otro maestro más atrevido que sustituye las bóvedas de crucería previstas para la nave central, por otra de medio cañón apuntado. Abre grandes rosetones en el muro de la nave de la epístola y se atreve a elevar sobre el crucero el monumental cimborrio. Esta parte se construye con arenisca roja.
Como ocurre casi siempre, lo construido a caballo entre dos siglos, recoge características de diferentes estilos. La Colegiata siendo un templo románico, participa de numerosos rasgos góticos.


Puerta Norte, de las tres puertas del templo, esta es la segunda en importancia.







El interior del templo nos ofrece una planta de tres naves, con el crucero ligeramente marcado. Las naves laterales están cubiertas con bóvedas góticas y la nave central y los brazos del crucero se cubren con bóvedas de cañón apuntado.

Para el crucero se opto por una solución colosal, tomando como inspiración la catedral de Zamora y sobre todo la catedral vieja de Salamanca. El monumental y tosco cimborrio, consta de doble tambor con dieciséis ventanas cada uno y está cerrado por bóveda de ladrillo con débiles nervios de piedra.
En los pilares de la nave central hay cuatro imágenes góticas, todas son del siglo XIII, de piedra arenisca y miden dos metros.





El órgano, barroco, es una obra realizada en Salamanca en 1711, por Manuel de la Viña en su parte mecánica, mientras que la caja es obra de Manuel López de Ribera, Francisco Rico y Santiago Rico.














La Sacristía alberga varias obras de arte de primera categoría. El Calvario de marfil y carey, obra italiana del siglo XVII, no es la más conocida, pero para mí es la más espectacular.






Capilla del Pórtico.





La Puerta del Pórtico ó Pórtico de la Majestad es de una gran belleza, sin duda es la joya de la Colegiata de Toro. Se empezó a construir en estilo románico y se concluyo en estilo gótico.       Podría escribir mucho de esta maravilla, pero os dejo varias fotos y si podéis visitarla, no lo dudéis, merece la pena.